Elegir mis gafas de sol

Las tenemos para todos los gustos, sin embargo, a la hora de elegirlas no solo debemos fijarnos en que nos queden bien. Hay tener muy en cuenta otros aspectos importantes.

En los últimos años, las gafas de sol se han convertido en un complemento de moda imprescindible. Cada temporada, las diferentes marcas lanzan nuevas colecciones con diseños innovadores. Pero, ¿sabemos elegir las más adecuadas para nuestros ojos?

¿En qué fijarse?
La mayoría de las personas eligen modelo basándose en una cuestión puramente estética, obviando la calidad y características de las lentes. Según los datos recogidos por el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas, una de cada tres gafas de sol vendidas en España no superan los controles sanitarios necesarios, a pesar de que pueden dañar severamente la visión. Afecciones como queratoconjuntivitis, queratitis o cataratas prematuras pueden venir provocadas por la utilización de este tipo de gafas. De hecho, estas patologías, junto con las infecciones oculares típicas incrementan en torno a un 20% durante este periodo.
Las gafas de sol que se venden de forma ilegal y en establecimiento no autorizados, no llevan lentes con filtros de protección solar adecuados, de ahí que sean el desencadenante de estos problemas. Para evitarlos, a la hora de hacer nuestra compra, es fundamental que nos aseguremos de que las lentes cuenten con filtros especiales que impidan que lleguen al ojo las radiaciones dañinas, como el infrarrojo y el ultravioleta, y reduzcan la intensidad de las radiaciones visibles.
Solo las gafas que se venden en establecimiento sanitarios de óptica, cumplen con los controles de calidad necesarios que nos aseguran la salud de nuestros ojos.

¿Cómo elegirlas?
No hay porqué renunciar a la moda por la calidad, pero sí se deben tener en cuenta una serie de aspectos para no equivocarnos a la hora de adquirir unas gafas de sol.

Cualquier persona que pasa tiempo al aire libre corre el riesgo de problemas oculares por radiación UV.

Los especialistas son quienes mejor nos pueden asesorar, ellos se basan en:
• Cuándo se van a utilizar: no son iguales unas gafas que vamos a usar para correr que las que vamos a llevar a la playa. Debes saber en qué momentos las vas a usar para que la protección de la lente sea la adecuada.
• El filtro de protección: hay que asegurarse de cual es el que lleva nuestras gafas. El filtro solar debe protegernos completamente de la radiación ultravioleta (UV).
• La calidad de las lentes: las que no cumplen los certificados de calidad dejan pasar la radiación solar, independientemente de que sean oscuras.
• La calidad de la montura: las más apropiadas son las que cubren los laterales de los ojos porque evitan que entre la radiación solar. Con unas gafas pequeñas, los párpados quedan muy al descubierto ante la radiación nociva.
• Si han sido sometidos a alguna operación ocular: estas personas deben tener un cuidado especial. Por ejemplo, quien ha sido operado de cataratas debe proteger el interior del ojo, antes preservado por el cristalino.

Fuente: cnoo.es

Entra en nuestra tienda online!

 



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuaria/o. Si continuas navegando estás aceptando la política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies