Envejecimiento ocular y Covid19

Los ojos y la piel son los órganos que más sufren con el paso del tiempo y envejecen a mayor velocidad.

La piel la tratamos con cariño, aplicamos cremas y prevenimos los daños solares con protectores solares. Pero los ojos, no podemos decir lo mismo. Menos de un 10% de los europeos acude a las revisiones periódicas pautadas por los especialistas.

No podemos evitar el paso del tiempo y sus efectos, pero sí podemos retrasar la aparición de problemas asociados y reducirlos.

Problemas visuales que pueden presentarse al cumplir años:

  • Ojo Seco: La cantidad de lágrima se reduce y el ojo no se lubrica adecuadamente.
  • Moscas volantes (miodesopsias): Son puntos o filamentos que vemos flotando a la deriva en nuestro campo visual. Aunque te frotes los ojos o apartes la mirada, ahí siguen, sobre todo si miras una superficie blanca (folios o paredes).
  • Glaucoma: En sus primeras fases pasa desapercibido, porque no da síntomas, pero es una de las principales causas de ceguera. El signo principal es una alta presión intraocular (tensión del ojo) lo que va dañando el nervio óptico y deteriorando la visión (va reduciendo la visión periférica hasta quedar en visión túnel). Existen Glaucomas con presión intraocular dentro de los límites normales, por eso es tan importante acudir a las revisiones anuales.
  • Presbicia (vista cansada): De repente tienes que alargar los brazos para leer un libro, el teléfono móvil o las fechas de caducidad en el súper. No te preocupes, es algo natural, que antes o después todos pasamos por ello. Es el momento de ponerte gafas/lentes de contacto (o actualizarlas si ya las usas).
  • Cataratas: El cristalino, lente más potente del ojo, se va opacificando y la persona percibe sombras muy molestas. La solución es la cirugía, cuando el médico oftalmólogo lo indica.
  • DMAE (Degeneración Macular Asociada a la Edad): La mácula, punto de máxima visión en la retina, se degenera y produce una mancha en el centro del campo visual, aunque la visión de los bordes se conserva. Es habitual que afectados por DMAE no consigan ver la cara de las personas, las reconocen por el resto de su cuerpo, voz, gestos, etc El tratamiento pasa por la inyección en retina de fármacos específicos.

En estas semanas de confinamiento hemos abusado mucho de nuestra visión en distancias próximas, con pantallas digitales (teléfonos, tablets, ordenadores), en espacios reducidos, con luz artificial,… tanto para trabajar, estudiar, hacer videollamadas, pasar momentos de ocio…

¿Qué podemos hacer para reducir los efectos negativos y que nuestros ojos no envejezcan antes de tiempo?

  • Reducir el tiempo dedicado a las pantallas, aumentar la amplitud del campo visual y limitar el tiempo en espacios con luz artificial.
  • En exteriores usa unas gafas de sol con filtros homologados
  • Para estar delante de pantallas digitales, usa unas gafas con filtro azul (Blue Block)
  • No uses dispositivos digitales 2 horas antes de dormir, alteran tus ritmos circadianos.
  • Usa lentes de contacto para practicar deportes o gafas de protección deportiva, mejorará tu visión periférica, tu velocidad de respuesta, cálculo de distancias, etc
  • Introducir en la dieta ácidos grasos Omega-3 presentes por ejemplo en el pescado azul. Protegen de la DMAE y del síndrome de ojo seco.
  • Aliméntate con comida de todos los colores!! Sigue una dieta rica en vitaminas: A (zanahorias, espinaca, brócoli…), B (cereales, frutos secos…), C (pimientos, fresas…), E (espárragos, lechuga, guisantes…)
  • Mantener hábitos saludables: Hacer ejercicio, dieta equilibrada, buena postura, buen descanso, pensamientos positivos…

Fuente: CNOO + Ana Serramito – Óptico-Optometrista



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuaria/o. Si continuas navegando estás aceptando la política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies