Vivimos en una era digital.

Cada vez resulta más habitual que los dispositivos digitales formen parte de tu vida cotidiana, lo que conlleva que los cinco sentidos se redistribuyan de tal forma que el oído, el gusto, el tacto y el olfato pierdan importancia frente a la vista.

Es habitual que las/os usuarios de pantallas digitales (smartphones, tablets, portátil, ordenador de sobremesa, ebook) noten molestias visuales de cansancio, lagrimeo, dolores de cabeza, sensación de pesadez, calor en los ojos, visión borrosa o fluctuante, ojos irritados, dolores de espalda, sensación de arenilla en los ojos, etc.

Si notas alguno de estos síntomas tus dispositivos digitales pueden tener la culpa.

90

Casi el 90% de las/os usuarios pasan dos o más horas mirando un dispositivo digital por día, y para muchos es significativamente mayor.

75

Una de cada diez personas pasa al menos el 75% de sus horas de vigilia mirando una pantalla.

Debes tener en cuenta que nuestros ojos no están diseñados para mirar pantallas digitales todo el día.

La mayoría de la población adulta experimenta síntomas de fatiga visual, siendo las personas adultas jóvenes las más vulnerables.

73

Porcentaje de jóvenes menores de 30 años que experimentan síntomas de fatiga visual.

65

Porcentaje total de la población adulta que experimenta síntomas de fatiga visual.

El riesgo que tiene una persona de padecer fatiga visual digital está determinado por la frecuencia y duración de uso de dichos dispositivos. La utilización de múltiples dispositivos de forma simultánea y la proximidad a la pantalla también se convierte en un elemento clave.

Se considera que los ordenadores, las tablets y los smartphones causan este tipo de fatiga por la emisión de luz azul, que se adentra más en el ojo que otras y puede generar efectos acumulativos.

Estudios previos señalan que la longitud de onda de la luz azul puede alterar el ánimo y la atención durante el día. Al mismo tiempo, puede provocar interrupción brusca del sueño durante la noche. Estas alteraciones están asociadas a una creciente vulnerabilidad de padecer enfermedades crónicas.

 

Nuestros consejos:

  • Sigue la regla de los 20/20: cada 20 minutos mirando algo, toma un descanso de 20 segundos mirando, al menos, a 6 metros de distancia.
  • Evita los reflejos en las pantallas, que deslumbran al ojo y provocan fatiga visual. Configura el espacio de trabajo de manera que mitigue estos brillos.
  • Estira el brazo para calcular la distancia óptima a la pantalla del ordenador: la palma de la mano debería tocar la pantalla.

 

Sabemos que tu vida va muy rápido y a lo mejor no te permite seguir estos consejos al pie de la letra, no te preocupes, en A Óptica de Ana tenemos la solución a tu fatiga visual.

Puedes encontrar máis información aquí.

Más info

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuaria/o. Si continuas navegando estás aceptando la política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies