Gafas de sol Polarizadas

La utilización de gafas de sol -y no solo en verano- es un hábito saludable que a estas alturas ya nadie cuestiona, tal y como puede ser el uso de protección solar para evitar enfermedades de la piel. Desde hace cinco años, han crecido exponencialmente las ventas de las gafas de sol con lente polarizada.

Los cristales de sol polarizados existen desde muchos hace años, pero de un tiempo a esta parte, se demanda más y son más las marcas que las ofrecen. La población está cada vez más concienciada de que tiene que cuidar su ojos y más informada de lo que ofrece el mercado. Se interesa por qué es lo mejor y en esa búsqueda repara en las lentes polarizadas.

¿Cómo actúa una lente polarizada?

La luz, en general, tiene unos rangos que son visibles para el ojo humano y otros inapreciables, como la luz ultravioleta y la infrarroja. De esa luz visible, que puede ser molesta en ocasiones, pero inofensiva, hay una parte que no nos sirve, como cuando vamos en el coche y nos deslumbra el reflejo del sol en el parabrisas. En estos casos, las lentes polarizadas lo que hacen es unificar la luz, de forma que solo dejan pasar al ojo la luz que realmente es necesaria, atenuando y en muchos casos eliminando, los molestos brillos y reflejos.

Diferencias con el resto

La luz solar vibra en todos los planos. Cuando se refleja en algunas superficies como el agua, la nieve o la carretera se polariza, es decir vibra en un solo plano, generalmente el horizontal. Los filtros polarizados, a diferencia de los otros, evitan los deslumbramientos al eliminar esos reflejos horizontales.

¿Cuándo utilizarlas?

Si bien las lentes de sol polarizadas pueden utilizarse en cualquier situación, están especialmente recomendadas cuando se conduce, se va a la nieve o a la playa y se practican deportes acuáticos.

¿Quiénes pueden usarlas?

Adultos y niños, con o sin graduación en su vista. Los filtros polarizados están también indicados en patologías visuales, solo habría que adaptar el color del cristal.

Colores

Según explica Talero, en el caso de las personas con miopía o astigmatismo, la mejor opción es el filtro marrón; aquellas con hipermetromía, mejor el verde. Si lo que se ha padecido es un glaucoma, un desprendimiento de retina o unas cataratas, la mejores opciones serán los tonos marrones, verdes y naranjas.

Protección

La mayor o menor protección contra los rayos ultravioleta no viene dada por el grado de oscuridad del cristal. Puede ser una lente clara y tener una gran protección y otras muy oscuras, que a lo mejor no protegen nada. No es lo mismo utilizar unas gafas en días nublados que en soleados, o en la playa que en la montaña. Existen cinco tipos diferentes de filtros solares clasificados según la norma ISO 8980-3- del 0 al 4, en función de la menor o mayor capacidad de absorción lumínica que posean estando encuadradas la mayoría en la categoría 2 o 3. En el caso de las polarizadas, el grado de oscuridad suele ser casi máxima y suelen tener un filtro 3. El 4 es un nivel de oscuridad tan alta que casi no se utilizan y no están recomendadas para conducir.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuaria/o. Si continuas navegando estás aceptando la política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies