Niños con gafas de sol, cuida sus ojitos

Protege los ojos de tus hijos

Los Ópticos-Optometristas advertimos que los rayos UV afectan 7 veces más a los ojos de los niños que a los de los adultos.

El cristalino del ojo de los menores de 10 años deja pasar más del 75% de la radiación ultravioleta mientras que a los 30 años solo pasa el 10%

El uso de gafas de sol homologadas y unos hábitos de exposición solar saludables en la infancia pueden reducir las posibilidades de sufrir lesiones corneales y conjuntivales, degeneraciones de retina, cataratas prematuras y alteraciones oculares severas

Usar gafas de sol de baja calidad o de juguete ocasiona daños mayores que no utilizar nada.

Los Ópticos-Optometristas advertimos de la importancia de proteger los ojos de los niños de los rayos del sol, ya que la radiación ultravioleta (UV) es 7 veces más perjudicial para los ojos de los menores que para los de los adultos. Esto se debe a que el filtro del cristalino no termina de desarrollarse hasta los 12 años de edad, de tal forma que la córnea deja pasar hasta la retina más del 75% de la radiación ultravioleta (UV) frente al 10% que deja pasar a los 30 años. 

Recomendaciones para la exposición al sol

TIPS imprescindibles para proteger los ojos de los niños de la radiación solar nociva:

·         Usar frecuentemente gafas de sol infantiles homologadas que bloqueen la radiación ultravioleta.

·         Elegir las gafas de sol a través de canales especializados: establecimientos sanitarios de óptica con asesoramiento profesional.

·         Los lentes filtros de las gafas de sol deben poseer una buena calidad visual, que no provoque distorsiones y que no afecten a la visión de los colores tal y como son.

·         Las gafas deben tener marcado CE, lentes resistentes, filtrar la radiación UV nociva y ser ópticamente neutras.

·         Las gafas de sol infantiles deben estar realizadas preferentemente en materiales blandos, estables y sin aristas, para prevenir accidentes.

·         Evitar encarecidamente comprar las gafas de sol de niños y adolescentes en mercadillos u otros canales de venta de baja calidad ni que se compren ‘gafas de sol de juguete’ en bazares y quioscos.

·         Si el niño lleva gafas graduadas, las gafas de sol también deben serlo.

·         Impedir la exposición solar continua de los menores en las horas centrales del día, entre las 12:00 y las 16:00 horas de la tarde.

·         Proteger también con gafas de sol a primeras y últimas horas del día, cuando el sol está más bajo e incide directa y perpendicularmente en sus ojos.

·         Evitar la exposición solar directa, protegiendo la cabeza del niño con gorra o visera.

·         Usar sombrillas o lonas en la playa o en la piscina, teniendo en cuenta que las sombrillas dejan pasar hasta un 34% de radiación solar.

Por último, insistimos en que el consejo profesional del óptico-optometrista es la mejor garantía para conseguir un producto sumamente eficaz en la protección de los ojos, además de asegurar que las gafas les queden bien ajustadas, sean seguras y estén cómodos con ellas.

Fuente: https://www.coooa.org



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuaria/o. Si continuas navegando estás aceptando la política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies