Smartphones y Videojuegos, ¿benefician la atención de tus hijos?

No te pierdas el experimento que demuestra que smartphones y videojuegos ayudan a los niños a mejorar su atención (leer en modo irónico!!)

Muchos padres dejan a sus hijos jugar a videojuegos desde bien pequeños porque han leído o escuchado que jugar con estos dispositivos  hace que tengan una atención visual más rápida y capaz de detectar cambios sutiles. En este experimento unos investigadores entran en la vida cotidiana de una familia con niños algo enganchados a los dispositivos y video juegos. Su objetivo es ver cómo de rápidos son los niños a la hora de darse cuenta de cambios sutiles (…y no tan sutiles) en su entorno inmediato…en la misma habitación, y si los dispositivos realmente interfieren en la vida familiar.

Aunque está en inglés creo que podrás entender todos los cambios que van ocurriendo alrededor del niño, así como el momento exacto en el que el niño se da cuenta…de lo que está ocurriendo a su alrededor.  Como podrás comprobar estos niños con una capacidad de atención espacial altamente desarrollada son unos auténticos “hachas” en cuanto a prestar atención a los cambios sutiles que ocurren a su alrededor…Echa un vistazo al vídeo y sigue leyendo más abajo…

No ayudan

Me imagino que ya habrás notado que todo lo que has leído hasta ahora está escrito en un tono irónico. Como puedes comprobar en el vídeo…los niños..no sólo NO se percatan de cambios “sutiles”, como sustituir un cuadro por otro, sino que ni siquiera se dan cuenta de que uno a uno los miembros de su familia se van sustituyendo. No es sino hasta el final, cuando se apagan los dispositivos que el niño se percata de que está rodeado de perfectos desconocidos….Simplemente genial.

Este experimento diseñado por la marca comercial Dolmio Pepper Hacker pretende simplemente ilustrar los problemas de comunicación que aparecen en las familias en las que los niños usan con más frecuencia los dispositivos electrónicos. Como ves, este experimento no forma parte de ninguna investigación ni tiene validez científica, sino que simplemente resulta un experimento divertido. Sin embargo, si son muchos los estudios científicos que ya han detectado que una exposición excesiva o poco regulada a cualquier edad puede resultar adictiva, está asociada a trastornos de control de impulsos, dificultades en la concentración obesidad infantil y fracaso escolar entre otros.

Si nos fijamos sólo en los más pequeños la mayoría de estudios que conocemos indican que la exposición de niños pequeños a dispositivos electrónicos desde edades tempranas puede puede alterar el desarrollo adecuado de los procesos atencionales. Por ello, la Asociación Americana de Pediatría recomienda que los niños no tengan contacto con estos dispositivos al menos hasta pasados los dos años de edad. Por contra, sabemos que los padres que saben enriquecer sus conversaciones con sus hijos, poner límites con cariño y reforzar aspectos positivos ayudan a sus hijos a mejorar sus capacidades atencionales, a desarrollar una mejor memoria o favorecer su deseo de aprender cosas nuevas. En definitiva, sabemos que puedes hacer muchas cosas para ayudar a tus hijos a potenciar sus capacidades intelectuales, y que utilizar los dispositivos electrónicos a edades tempranas no es una de ellas.

Fuente: https://alvarobilbao.com/

Yo, como Optometrista, añadiría que para evitar problemas visuales, los niños menores de 12 años no deben tener contacto con pantallas digitales, o reducirlo en la medida de lo posible.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuaria/o. Si continuas navegando estás aceptando la política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies